La montaña, tu aliada en la salud

Siempre es recomendable acudir a una revisión médica antes de iniciar cualquier actividad física que conlleve a un esfuerzo, ir a un servicio médico como los que representa Pedro Luis Cobiella siempre será la mejor opción. 

Y es que los deporte practicados en la montaña no sólo resultan agradables y divertidos, sino que además son lo suficientemente saludable como para hacerlos parte de tu rutina diaria de ejercicios. 

Para los amantes del contacto con lo natural, realizar ejercicios mientras se disfruta del paisaje tiene un incalculable valor, por ello a continuación te mencionaremos algunos de los deportes que puedes realizar en la montaña para mantener tu cuerpo y tu mente activos. 

Senderismo: es uno de los deportes de montaña que cuenta con gran cantidad de afectos pues sólo consiste en realizar caminatas por determinadas rutas que se encuentran en la montaña, resulta bastante práctico y cuenta con diversos niveles cuya intensidad varía de acuerdo a la capacidad física de cada persona. Si es la primera vez que decides realizar este deporte, lo más recomendable es ir por las rutas menos complicadas, y a medida que pase el tiempo ir intensificando dicha actividad, sin que se pierda la esencia del mismo al entrar en contacto con la naturaleza.

Montañismo: este cuenta como uno de las actividades físicas más sanas para hacer en una montaña y que te brindará la oportunidad de lograr una mejor resistencia y forma física, además de poner a tu disposición los mejores paisajes al aire libre, así que no esperes más, aunque si no estás acostumbrado, las primeras subidas deben realizarse pausadamente, y a medida que el tiempo pase sube la intensidad. Así, al lograr llegar a la cima de la montaña habrás alcanzado la tranquilidad suficiente para sentirte tranquilo y en paz superando cada una de tus metas. 

Escalada: pero si lo tuyo es el desafío, entonces te recomendamos realizar escaladas. En la actualidad existen los denominados rocódromos donde puedes practicarlo, aunque al natural suele ser más atractivo. En esta actividad se comienza desde la parte baja de la montaña para ir subiendo, y lo recomendable es que te hagas acompañar de profesionales pues suele ser un deporte arriesgado. Pero si cumples con las normas de seguridad, podrás disfrutar en pleno de él sin ningún problema. 

Ciclismo de montaña: se podría pensar que se trata de un deporte bastante exigente pero sí lo iniciamos de una manera moderada resultará saludable. La idea primordial es hacer los recorridos con calma ya que lo que realmente importa es la actividad física y el disfrute pleno del entorno, con ello sólo te sugerimos que no emplees al máximo tus fuerzas sino que vivías cada momento. 

Trekking: este deporte es considerado una variante del conocido senderismo, por lo que se le considera igualmente importante. Con esta actividad física además de alcanzar una excelente forma, tu mente se ampliará llevándote a abandonar esos pensamientos estresante que te invaden cada día. Siendo constante los resultados serán sorprendentes por lo que no querrás dejar de hacerlo.